«

»

Imprimir esta Entrada

Formatos de gobierno en los organismos del Estado en los países del MERCOSUR en materia de cooperativas y economía social y solidaria

Este breve artículo intenta generar una aproximación a los formatos de gobierno en los organismos públicos que entienden en materia del sector de cooperativas y más en general de economía social y solidaria (ESS) en los países del MERCOSUR.

En estos países conviven realidades diversas en términos de culturas políticas, institucionalidad pública y trayectorias de los organismos de representación del sector, en todo lo referente al cooperativismo y la ESS.


En estos países conviven realidades diversas en términos de culturas políticas, institucionalidad pública y trayectorias de los organismos de representación del sector, en todo lo referente al cooperativismo y la ESS.No obstante, si bien se pueden observar trayectorias particulares, es constatable que hay ciertas simetrías respecto a las posibilidades que tiene el sector de las cooperativas y la ESS, de lograr reconocimientos públicos por parte de los elencos políticos. Esto se traduce en el reconocimiento en la integración a los órganos de gobierno de las instituciones del Estado que entienden en materia de cooperativas y de ESS.

Estos formatos de participación público – privado en los organismos del Estado, si bien forman parte de una cultura política democrática de reconocimiento de los actores sociales y económicos, no deja de ser producto, en el caso de las cooperativas y de la ESS, de la propia capacidad de incidencia del sector. Ello en parte por la propia importancia que tienen éstas, en el desarrollo económico y social, pero también porque en definitiva, el sector es diverso en términos de su composición social, de sus orientaciones políticas y de sus dinámicas económicas.

Se propone observar las particularidades de la conducción en dichos organismos del Estado que tienen competencia a nivel nacional en los países del MERCOSUR, sin dejar de reconocer que existe una multiplicidad de experiencias más, de organismos públicos a nivel regional o municipal de promoción del sector.

Los casos

El caso paraguayo presenta particularidades especiales, con fuerte participación del propio sector en la conformación de las autoridades del órgano público rector del sector cooperativo. La estructura de gobierno en el Instituto Nacional de Cooperativismo (INCOOP) se determina a partir de una propuesta proveniente de las propias organizaciones del sector. La elección del Presidente del Instituto se establece a partir de una Asamblea de todo el sector cooperativo. Esta Asamblea determina una nómina de tres candidatos, de los cuales el Poder Ejecutivo selecciona en quien recaerá el ejercicio de la Presidencia. El resto de los miembros del Directorio son también propuestos a partir del propio sector, pero esta vez a través de asambleas sectoriales de   cooperativas de producción (agropecuarias), de ahorro y crédito, del resto de las modalidades de cooperativas y, por último, se designa un director a propuesta de la Confederación Paraguaya de Cooperativas (CONPACOOP). Por otro parte, en Paraguay existe una dependencia en el Ministerio de Hacienda en Economía Social y no se identifican organismos que trabajen o promuevan a nivel público políticas de economía solidaria.

En el caso argentino, el sistema de coparticipación en los organismos del Estado tiene un antecedente inmediato en los organismos que precedieron a lo que, en la actualidad, es el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES).

La estructura de gobierno del INAES se sustenta a partir de un Directorio integrado por un Presidente y dos vocales, todos designados directamente por el Poder Ejecutivo, más dos representantes. Los cuatro son designados por el PE a propuesta de los respectivos sectores mutuales y cooperativos en su representación confederal.  Respecto a la Economía Social, existe un órgano de competencia en el Ministerio de Desarrollo Social -la Secretaría de Economía Social- de quien depende el INAES formalmente, aunque este último es un órgano desconcentrado. No existe un órgano a nivel federal que promueva políticas específicas hacia la economía solidaria.

En el caso uruguayo, la Ley 13.728 que crea el Instituto Nacional del Cooperativismo (INACOOP), establece un gobierno del organismo integrado por 5 miembros, siendo tres, incluyendo el Presidente, designados directamente por el Poder Ejecutivo, y los dos restantes a propuesta de la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (CUDECOOP), de una nómina de 6 candidatos. La determinación de los dos directores de esa nómina, corresponde al Poder Ejecutivo.

Respecto a la economía social y solidaria, la propia Ley General de Cooperativas determina algunos objetivos de este organismo hacia la promoción del sector, pero no está dentro de sus cometidos fundamentales.

El caso brasileño presenta la particularidad de tener dos organismos a nivel nacional, diferenciado en cuanto al público destinatario de la política pública, pero ambos con funciones de promoción.

Para el caso de las cooperativas, existe el Departamento de Cooperativismo y Asociativismo  (DENACOOP), dependiente de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Cooperativismo del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento. En este caso, la conducción es unipersonal y depende de la designación directa de la Secretaría de dependencia.

Para el caso de la economía solidaria -donde convergen cooperativas, asociaciones y otro tipo de modelos organizativos- fue creada la Secretaría Nacional de Economía Solidaria (SENAES), en el seno del Ministerio de Trabajo y Empleo, con el objetivo expreso de la promoción y desarrollo del sector. Esta Secretaría tiene una conducción también unipersonal.

Breve reflexión final

Una lectura rápida a los formatos de gobierno en los organismos públicos nacionales que entienden en materia de cooperativas y ESS en la región, muestra ciertas distancias en algunos aspectos.

El brasileño se destaca del resto por la impronta de formatos unipersonales de conducción, frente a los casos uruguayo, paraguayo y argentino, donde existen sistemas colegiados de gobierno.

El caso paraguayo es paradigmático ya que es el único donde todo el sistema de gobierno del INCOOP es propuesto a iniciativa del propio sector cooperativo.

Los casos argentino y uruguayo, son los que presentan más coincidencias, no sólo en la designación del principal órgano de gobierno de los respectivos Institutos, sino que cuentan ambos con estructuras muy similares. Tal el caso de los órganos consultivos (Consejo Consultivo del Cooperativismo en el caso uruguayo y Consejo Consultivo Honorario en el caso argentino) donde se reconoce la participación amplia de los sectores asociativos.

Esta síntesis pretende dar cuenta de los formatos de gobierno en los organismos del Estado que entienden en materia de cooperativas y ESS, al menos desde el punto de vista formal e institucional.

Evidentemente existen y existirán discusiones acerca del peso del sector en la toma de decisiones de estos organismos del Estado, ésta sin duda es una discusión más profunda y requiere de un análisis cualitativo particular y riguroso.

En todo caso, y en términos generales, podemos afirmar que el sector cooperativo y de la ESS, tiene una presencia singular en la conducción de los organismos del Estado que entienden en la materia. Esto confirma la percepción de que existe un reconocimiento público -entiéndase del establishment político y de la sociedad en su conjunto- que le otorga legitimidades al sector desde el punto de vista político. Una lectura más en profundidad podrá dar cuenta del peso relativo que tiene el sector respecto a las conducciones partidarias y de gobierno en la determinación de políticas hacia el propio sector, elementos que abordaremos en próximas entregas.

Observatorio MERCOSUR de las Cooperativas y la Economía Social y Solidaria.
(OMERCOOPESS)

Fuentes

Ley 13.728, Ley General de Cooperativas Uruguay; en www.inacoop.org.uy
Decreto Poder Ejecutivo 721 01/09/20000, República Argentina; en www.inaes.gov.ar
Reglamento Interno y estructura de la SEANES; en www.mte.gov.br
Estructura del Ministério da Agricultura, Pecuária y Abastecimento, MAPA; en www.agricultura.gov.br
Ley 2.157 01/07/2003, República del Paraguay; en www.incoop.gov.py

Enlace permanente a este artículo: http://www.mercosur.coop/?p=1360